Slider

28 oct. 2019

Puesta a punto de invierno

Mucho se habla sobre la puesta a punto de cara al verano, la famosa operación bikini o los mil tratamientos existentes para lucir una piel y un cuerpo radiantes en verano, pero no nos engañemos amigas, la puesta a punto es cosa de todos los días ya sea verano o invierno, lo demás es engañarnos.
Todos los días del año necesitamos prestar atención a nuestra alimentación, a nuestro cuerpo, rostro, pelo y visitar el gimnasio todo el año, no sólo de enero a mayo.

Para cuidar de nuestro rostro siempre hay un buen motivo para visitar clínicas de estética que pongan a punto tanto nuestro rostro como cuerpo, es obvio que los cuidados diarios que te dediques a ti misma son fundamentales ( ya sabéis, limpiar siempre la piel del rostro, una hidratación y nutrición adecuada a tus necesidades),  pero dicen los expertos que cada cambio de estación, pasar por las manos de un profesional y regalarnos un tratamiento facial además de ser una experiencia muy placentera es sumamente beneficiosa para nuestra piel.
Una higiene facial profunda, un tratamiento contra las manchas que ha dejado el verano para que nuestra piel se ilumine, terminar con la deshidratación que nos ha dejado tanto sol, etc.


Con el cuidado del cuerpo la constancia es la base fundamental, no se consigue una puesta a punto en un mes o dos.
Ahora que vamos cubiertas con capas y capas de ropa no podemos dejar de hidratar la piel todos los días, de exfoliarla igual que hacemos en verano, somos muchas, entre las que me incluyo que con las prisas pasamos por alto ese paso, ¡total vamos a ir tapadas!, error de manual.
Es un buen momento para las depilaciones definitivas con láser, para los retoques médicos estéticos que tengas en mente, de informarse debidamente si te asaltan dudas cómo saber qué tratamiento es mejor para la celulitis, qué tratamientos reductores tengo a mi alcance, qué es el lipoláser y un largo etc, este es sin duda el mejor momento.





El cabello, en este punto creo que todas estamos de acuerdo que merece cuidados todo el año, está sometido a un maltrato permanente.
Los tintes, las herramientas de calor como planchas o secadores y lo poco que nos gusta la tijera a muchas, merece toda nuestra atención.
Pasarse a champús y acondicionadores que no tengan siliconas ni parabenos es un gran paso, espaciar el uso de herramientas de calor, cepillar el cabello y usar y abusar de mascarillas capilares adecuadas a tus necesidades es un gran paso.
Pero cuando esto tampoco funciona y aparece el encrespamiento y el pelo se revela, hay tratamientos fantásticos que renovarán tu melena, poniéndola a punto para que luzca espectacular, como el alisado brasileño del que os he hablado en varias ocasiones en este blog, a mí personalmente me ha cambiado la melena.  No sólo alisa ( que ya es un punto a su favor) también nutre y regenera la fibra, evitando con ello la rotura y el encrespamiento, al tiempo que lo dota de mucho brillo.
Prestar atención a la caída del cabello, estamos en otoño, época de caída y debemos observarnos para ver si la caída es excesiva y tomar las medidas oportunas, en el mercado existen suplementos alimenticios que son muy útiles en este tema.

Manos y pies, sobre todo estos últimos son los gran olvidados en invierno, los encerramos en zapatos y calcetines, por algo hay un dicho por ahí que dice que el verano se acaba cuando dejas de pintar las uñas de los pies.
Bueno no tan importante es llevar las uñas de los pies coloreadas como hidratarlos correctamente para evitar la sequedad excesiva que se puede ir acumulando.
Las manos y las uñas necesitan hidratación continua, las manos están expuestas al sol, frío, polución, tanto como nuestro rostro y los detergentes que usamos para lavarlas o los quehaceres caseros las agreden algo más.
Regalarse unos minutos de mimos en un salón de belleza para cuidar tus manos es uno de los mejores regalos que puedes hacerte. Un baño de hidratación, un repaso a las cutículas, durezas y un esmaltado siempre es un gran plan.

Y por último y no menos importante, la alimentación. Dicen por ahí que somos lo que comemos y hay estudios que demuestran que cada día un sector de la población come peor, ya sea por la falta de tiempo o por comer fuera de casa.
Llevar una alimentación equilibrada sin productos ultra procesados, libre de grasas, tomar las cantidades recomendadas de frutas y verduras. Dejar los fritos y pasarse a los alimentos cocinados al horno o plancha. Beber mucha agua, evitar el alcohol ( que deshidrata).
Moverse, en la medida que cada uno pueda hacerlo, si no puedes acudir diariamente al gimnasio, camina, sube las escaleras andando y olvida el ascensor. 
Practicar ejercicio 3 días a la semana es sumamente beneficioso no sólo para la salud, también para nuestra figura.

4 comentarios :

  1. Que cierto!!! Hay q mimarse y cuidarse siempre
    Besos
    Www.masqueropa.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. ¡Muy buenas recomendaciones! Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que has dicho. Nuestro cuerpo es como un templo que debemos cuidar durante todo el año. Abrazos!

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que yo me cuido igual en verano que en invierno pues hago ejercicio todo el año, me hidrato siempre porque si no me pica la piel.

    ResponderEliminar
  4. Yo lo que más noto en invierno en la sequedad, con el frío la cara se me "cuartea" y es horroroso y mira que utilizo muchas cremas hidratantes y limpiadores faciales con mucha hidratación, pero vaya, que no hay manera. Alguna recomendación?

    ResponderEliminar

Design: WS