Slider

7 jul. 2015

6 consejos para no engordar en vacaciones

fuente Fotografía
Comer sin engordar es a determinadas edades y para algunas personas una causa imposible, llegan las vacaciones y con ellas llega el relax, la desconexión, no hay madrugones, no horarios rígidos, en definitiva nuestra rutina va un poco más despacio sin orden ni concierto en muchas ocasiones.
La mayoría cuando nos vamos de vacaciones somos conocedoras de antemano que vamos a venir con la maleta algo más cargada, esos dos o tres kilos que no nos va a quitar ni Dios, en el mejor de los casos.

"Hay muchos factores que influyen: el descanso, el cambio de hábitos tanto en el tema de los horarios como los alimenticios, nos movemos mucho menos".

La alimentación se ve alterada porque si nuestras vacaciones son en un complejo hotelero, siempre comemos más que en nuestro día a día, y si no que levante la mano la que no arrasa con los desayunos del buffet del hotel, cuando en su vida cotidiana apenas desayuna un zumo y una tostada, a mi me ocurre!

En menos medida pero también la alimentación cambia cuando cambiamos de residencia, dejamos la habitual y nos trasladamos a la de la playa, los aperitivos, las cañitas en el chiringuito de la playa y un largo etcétera, seguro que me entendéis perfectamente.
Como sabéis hace poco terminé el tratamiento de pérdida de peso que seguí en Clínica Menorca con la dieta Pnk y no quiero echar a perder el esfuerzo de todo el tiempo que he invertido en ello, ya que desde que finalicé voy manteniéndome.

6 Consejos para disfrutar de las vacaciones y de la buena mesa sin que la báscula lo note.
  1. La clave número uno es compensar, que significa no hacer una comida copiosa y cena abundante el mismo día y saber que al día siguiente debemos volver a una alimentación saludable. Se puede salir a comer y cenar o alimentarse en un hotel y comer de forma saludable perfectamente.
  2. Bebe mucha agua porque con el calor el cuerpo pierde muchos líquidos y toma alimentos con fibra como frutas, toma pan integral preferiblemente para evitar el estreñimiento que provoca la distensión abdominal tan molesta  y trata de hacer 5 comidas diarias. El mejor tentempié es siempre una fruta fresca.
  3. Un paseo a buen ritmo por la orilla del mar o por la montaña, te ayudará a quemar algún exceso y además es una actividad muy atractiva. Aprovecha para nadar unos minutos al día. Cualquier ejercicio que te guste, pero muévete sobre todo.
  4. Si tienes tentaciones, ese helado o un dulce, no te reprimas, pero aprende a compensar, satisface tu tentación que a buen seguro te hará feliz.
  5. La regla de oro, desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo, comienza tus comidas con una ensalada que te saciará y es un plato muy refrescante ideal para esta época,  deja para la cena los pescados a la plancha o una buena ensalada, en cualquier costa los vamos a encontrar muy apetecibles y nos iremos a la cama más ligeros. 
  6. Evita el alcohol, o al menos tómalo con moderación, además de contener calorías vacías, deshidrata y en esta época es fundamental la hidratación.

Y sobretodo pensar que en vacaciones podemos disfrutar de muchas actividades, no sólo de la comida, ( que también es importante obviamente),  aunque en este país tenemos la costumbre de celebrarlo todo en la mesa.
Y si no siempre nos quedará septiembre, el mes de los grandes propósitos, cuando más matriculas se formalizan en los gimnasios y más dietas se comienzan, lo importante en definitiva es volver de vacaciones relajados, con las pilas cargadas y sabiendo que han sido las vacaciones de nuestra vida.

3 comentarios :

  1. Jejejejeje si la teoría creo que la sabemos todos, pero ponerla en práctica..... aiiiiinssss

    Os espero en mi blog, ganador de un Premio Nacional ;)
    www.preparadaslistasya.com

    ResponderEliminar
  2. Yo no suelo regresas con mas kilos porque compenso todos los excesos con ejercicio en la playa.

    ResponderEliminar

Design: WS